Jim Beam® Bourbon Jim Beam® Bourbon
Menú Cerrar
Nuestras búsquedas más populares:

Una historia familiar de verdadera pasión.

Muchas cosas han cambiado en el mundo los últimos 220 años. Pero aquí en Jim Beam, estamos orgullosos de decir que las cosas se han mantenido más o menos iguales. Hemos usado todo este tiempo perfeccionando el Kentucky Straight Bourbon Whiskey. Explora este sitio y te dejaremos conocer nuestros secretos.

Vamos al grano.

Comenzamos con una mezcla secreta de maíz (por lo menos 51%), centeno y malta - nuestro “Mash Bill”. Esto se introduce a una olla de 10,000 galones. Aquí añadimos agua filtrada de los manantiales de Kentucky junto con algunos residuos - hasta 40% de la mezcla de la anterior destilación.

Ver más Ver menos
Lago con agua de Kentucky, rica en calcio libre de hierro.

Sólo añade el agua única de Kentucky.

Esta es la parte conocida como “sour mash” o mezcla de nuestro proceso de elaboración - que garantiza que cada lote de Jim Beam sea el mismo. Esta mezcla recibe su característico sabor de nuestra agua pura de Kentucky, parte fundamental de todo buen bourbon. Dado que estamos ubicados en la cima de una placa de cal, nuestra agua se filtra de forma natural. Esto crea un tipo de agua libre de hierro y rica en calcio, perfecta para hacer bourbon. Quizás sea por esta razón que el 90% de todo el bourbon viene de Kentucky.

El secreto es la levadura.

Nuestra jarra de levadura es un secreto familiar celosamente guardado. Es la misma cepa de levadura que hemos usado en nuestro proceso de fabricación de bourbon, desde que terminó la época de la prohibición en Estados Unidos. Así es que tiene más de 75 años - y esto garantiza que cada botella de Jim Beam® tenga el mismo sabor.

Ver más Ver menos
Destilador comprueba el proceso de fermentación de Jim Beam®.

Una reliquia familiar en cada Bourbon.

¿Esa botella de Beam® que podría haber tenido en su mano tu abuelo en 1953? tiene la misma herencia que la botella de Jim Beam que puedes comprar el día de hoy en prácticamente cualquier parte del mundo. Nuestra levadura es tan importante que Jim Beam solía llevársela a casa durante los fines de semana como medida de seguridad, una tradición que continúa hasta nuestros días con Fred Noe, el bisnieto de Jim Beam y séptima generación de destiladores de la familia. Colocamos la jarra de la levadura un un tanque y lo alimentamos a base de granos para crear la “levadura dona”. Usamos esta levadura para el proceso de fermentación una vez que terminamos de cocinar nuestra mezcla.

El fino arte de la fermentación.

De la olla, la mezcla se va al fermentador. Lo enfriamos a 15-20°C y añadimos nuestra cepa de levadura. Y esta levadura tiene hambre. No para de comer, alimentando así de azúcares a la mezcla, calentando el fermentador y multiplicándose mientras lo hace.

Ver más Ver menos
Transformando el mash en "cerveza de destilería".

De la cerveza al bourbon.

¿Cuál es la conclusión de toda esta actividad? El dióxido de carbono y lo más importante para nosotros, el alcohol. Esto transforma la mezcla en “cerveza de destilador”. Esto porque se ve, huele y sabe como cerveza.

Doblemente destilado para un sabor suave.

La cerveza viaja a un alambique de columna de 10 metros. La calentamos a 93°C, suficiente como para convertir el alcohol en vapor, pero no tan caliente como para hervir la cerveza. Después el vapor se convierte nuevamente en líquido. Este “vino bajo” tiene 125 proof o 62.5% de alcohol.

Ver más Ver menos
Un alambique, para una segunda destilación Jim Beam®.

La segunda es la vencida.

El vino fluye desde el alambique al “doubler” que es similar a un alambique de olla par una segunda destilación. Cuando el vapor se condensa en un “vino alto” - es menor a 160 proof o 67.5% de alcohol.

Usar barricadas nuevas de roble carbonizadas.

Después de la destilación, vertimos el “vino alto” en una barrica nueva de roble carbonizada. Nos gusta que nuestras barricas tengan lo que llamamos “carbón cocodrilo” - esto es, que el interior de la barrica tenga una textura similar a la de la piel de cocodrilo.

Ver más Ver menos
Una mirada en un almacén de Jim Beam®.

Con 2 años obtienes Kentucky Straight Bourbon. Con 4 años, obtienes Jim Beam®.

Cada barrica tiene capacidad de 200 litros de lo que se convertirá en el bourbon whiskey más fino. Los barriles llenos son rodados para reposar en una de nuestras cavas. Mientras las estaciones cambian, el clima de Kentucky expande y contrae la madera de las barricas, permitiendo que el bourbon se filtre dentro de la barrica y los azúcares del “carbón cocodrilo” le dan sabor y color al bourbon. A lo largo del proceso de fabricación del bourbon, una buena parte de los 53 galones de bourbon escapa de la barrica a través de la evaporación. A esto le llamamos “angel’s share” (la porción del ángel) o “Booker’s share” (la porción de Booker).

Creado de acuerdo a la ley familiar.

Jim Beam® Kentucky Straight Bourbon es añejado, al menos, por 4 años, el doble de tiempo que se requiere para ser considerado un bourbon auténtico. Con el tiempo, este añejamiento produce un delicado y suave bourbon. El mejor del mundo, hecho para que los entusiastas de todo el mundo lo disfruten.

Converti te en un verdadero experto en bourbon aprendiendo 5 hechos sobre el whisky vs. bourbon. O pasea a través del tiempo por medio de buceo en la historia del bourbon.

Bourbon vs. Whiskey La historia del bourbon
Jim Beam® Bourbon

Conviértete en parte de nuestra familia.

Para visitar el bourbon #1 debes ser mayor de edad. Por favor beba con responsabilidad.

Al entrar usted está de acuerdo con nuestros Términos y Condiciones & Aviso de privacidad.
Oooops, algo salió mal. Por favor inténtelo nuevamente.
Usted es de

Por favor seleccione su país.